Nota

Universidad Nacional de Misiones - Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales

27 de Diciembre de 2021 | 4 ′ 16 ′′

Fabricarán snacks de frutas con alto valor nutricional

Trocitos de ananá deshidratados –snacks– y láminas de frutas –fruit leather– a base de moras y mamón, con agregado de calcio y vitamina C, se distribuirán entre los estudiantes que asisten a los comedores universitarios de la Facultad de Exactas, Químicas y Naturales (FCEQyN) de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM).

Equipo de trabajo de la FCEQyN UNaM

Será en el marco del proyecto seleccionado en la convocatoria “Argentina contra el hambre” del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) 2020. Dirigido por la investigadora y docente de la FCEQyN, la doctora Laura Ramallo, es el único proyecto de esa facultad seleccionado en la convocatoria y forma parte de los cinco proyectos de la UNaM elegidos. Asimismo, es uno de los 150 seleccionados en la convocatoria nacional, que en total recibió 451 propuestas de distintas instituciones educativas y de investigación de todo el país. Para poder desarrollarlo, recibirá el monto de 9.180.942 pesos, a través de la UNaM.

Frutas con alto valor nutricional

El proyecto estará a cargo del Grupo de Preservación y Envases (GPE), que funciona en la FCEQyN desde 2002, y desde 2010 fue incorporado al Instituto de Materiales de Misiones (IMAM). Se concretará en la planta piloto de la FCEQyN, ubicada en el campus universitario. Convocarán a estudiantes de Ingeniería Química e Ingeniería en Alimentos a sumarse al equipo de trabajo.

Se estima que podrán procesar alrededor de cien kilos de frutas por día, de los cuales obtendrán diez kilos de frutas deshidratadas. Las porciones diarias recomendadas son de alrededor de quince gramos. Los snacks se elaboran con trozos de frutas deshidratadas e impregnadas con calcio y/o vitamina C y, entre las frutas que se utilizarán, se encuentran el ananá y el mamón.

Las láminas de frutas se elaboran procesando una o más frutas –en este caso, mora–, luego se colocan en una bandeja y se llevan a secadero. Se obtiene una lámina seca y flexible, similar a un cuero. Se corta en tiras y se consumen como snacks. Para la elaboración de estos snacks, también pueden utilizarse los trozos de frutas que no cumplan con la forma deseada.

Incorporar hábitos saludables

Ramallo señaló a Argentina Investiga que el proyecto apunta a “valorizar las frutas regionales y proveer a los estudiantes de un complemento nutritivo rico en fibras que se distribuirá a través de los comedores universitarios”. De esta manera se busca proveer “de una fuente de nutrientes, como vitamina C y calcio –la población de la región tiene un importante déficit en este componente–, que los ayude a reemplazar parte de los carbohidratos, como panificados y galletitas, que consumen durante el estudio y, de esta manera, vayan incorporando hábitos saludables de alimentación”, destacó Ramallo.

Formar nuevos recursos

Las recetas que se aplicarán son resultado de años de trabajo de los diferentes integrantes del GPE, en el marco de sus tesis de grado y posgrado. Además de snacks, han realizado investigaciones sobre helado de mamón y mermeladas con alto contenido de fibras y bajas en azúcares, entre otros.

En el marco de la producción de los snacks se busca incorporar estudiantes “con el doble objetivo de mejorar su formación académica, es decir, que vayan insertándose en proponer nuevos procesos y prepararse mejor en los procesos que nosotros podemos colaborar”, indicó Ramallo. Y agregó que “se espera que estos ensayos sean parte de la formación académica general de Ingeniería en Alimentos, y de esa manera contribuir a que los estudiantes tengan formación práctica integrada y una formación social que también es parte de nuestro objetivo como universidad”.

Equipo de trabajo

El equipo de trabajo está encabezado por la doctora en Ingeniería Laura Ramallo, ingeniera química (FCEQyN) y magíster en Matemática Aplicada. Participan del proyecto la doctora Nancy Lovera, la doctora Paula Fernández, la magíster Valeria Trela, el magíster Ariel Borsini, la ingeniera en alimentos Victoria Ramos (becaria doctoral) y estudiante de Ingeniería en alimentos Paula Viera (becaria UNaM).

Ana Victoria Espinoza @

Lic. Lara Schwieters - Comunicación FCEQyN-UNaM


NOTAS DESTACADAS
Mi reloj interno: una aplicación para mejorar el sueño
Desarrollan parches para combatir peligrosas bacterias resistentes a los antibióticos
Con la ayuda de un implante cerebral una persona ciega logró ver formas y objetos
El papel que jugaron las vacunas para controlar enfermedades
Una fórmula para hamburguesas veganas con proteínas de alto valor biológico
Una sola ronda con varios mates
NOVEDADES
Son víctimas de la quinta pandemia de cólera los restos humanos hallados en una fosa común del siglo XIX en Córdoba
Ontología crítica del encierro: una obra que aborda la desigualdad desde lo subjetivo
La diversidad de plantas en los techos verdes favorece la variedad de insectos benéficos
Fabricarán snacks de frutas con alto valor nutricional
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
Un sensor electroquímico para la detección de soja transgénica en semillas
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Diseñan un parche inteligente para curar heridas crónicas
La presencia de microplásticos en líquenes afecta la salud humana y la biodiversidad
Cultura pop: entre la celebración y la resignificación
Diseñan planta recicladora que dará mezcla asfáltica a partir de neumáticos en desuso
La UNT logró patentar un queso enriquecido con yacón
NOTAS ACADÉMICAS
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad
Un espacio para que la economía vuelva a ser política y social
El panorama a futuro después de la pandemia
Por un big data más igualitario
Estrés académico: un análisis sobre el miedo a rendir exámenes

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados